viernes, 4 de enero de 2013

Todos en casa

Hola:

Una famosa saga de películas se titulaba "Sólo en casa"... Pues yo prefiero que estemos todos.

Ningún año intento tomarme las uvas... pero una copita con un poco de turrón, polvorones, peladillas... Bueno, pues este año no ha tocado... Pero ya estamos todos en casa.

María ha estado increíble. Había que llevarse la espátula al hospital para poder separarla de Luis el tiempo imprescindible de darse una ducha. Dió a luz hace tres semanas, y se ha pasado las tres últimas noches durmiendo en un sillón y cuidando a Luis en todo momento.

Fernando está madurando por segundos, y el tiempo que ha pasado con sus primos mayores de Valladolid le han dado prisa de hacerse mayor... parece.

María Isabel ha demostrado algo que veníamos barruntándonos hace tiempo: Es capaz de la peor de las cabezonerías, sí, pero cuando percibe que algo es importante para los que quiere, se vuelca, ayuda, sonríe, abraza, da besos, espera pacientemente,... ¡Tiene el corazón del mismo material que el de su madre!

José ha estado un poco "nervioso". Cada vez que llegábamos a casa o a la de mis padres, primero la recorría con su andar bacilante repitiendo "¡Mamá, Mamá!, y después no paraba de reclamarme hasta que le tenía en brazos (así no podía escaparme, que es pequeño, no tonto). Si David Coperfield hubiera visto cómo he tenido que escaparme estos días, seguro que me contrataba...

Hoy, cuando ha visto por fin a su madre, ha iluminado toda la escalera sólo con ese hoyuelo que tiene. ¡Lástima de no habérselo grabado!

Y Luis, ahí le tenéis, nos ha dado algunos sustillos, mucho trabajo, y unas ganas locas de achucharle, acunarle, cogerle en brazos, decirle tonterías, rascarle el papo, cantarle una nana, mirarle...

Feliz 2013 a todos, que si falta uno sólo, no somos nadie,

Fernando

P.D.: Y de Jesús, entre los pitidos de las máquinas, el olor de los antisépticos, los tubitos, las vías, los uniformes sanitarios,... a Jesús le hemos tenido muy cerquita también estos días. ¡Gracias hijo, por todo!

3 comentarios:

Mori dijo...

Cuidaros mucho. No digo nada de los peques porque se nota que los cuidais muchísimo. Yo no tengo niños a mi novio y a mi nunca nos parece buen momento. Falta de dinero, de tiempo, de capacidad para sacrificar una parte de nosotros. Cuando te leo me das envidia y cuando veo las fotos de los nenes más. Feliz año.

virgin dijo...

Me alegro muchísimo que ya esté recuperado Luis. Tiene unos ojazos preciosos.

Besos para toda la familia.

Fernando dijo...

Gracias Mori y Virginia:

Intentamos cuidarles... pero sobretodo (y no lo consigo tantas y tantas veces...), lo que intento es recordar cómo veía el mundo cuando tenía su edad... y cómo me gustó, o me hubiera gustado, que me lo explicaran, corrigieran, agrandaran o "relativizaran" entonces... y confiar ;)